Los misterios que esconde la ruleta

La ruleta es un juego que ha despertado muchísimos misterios desde sus inicios, algunos dados por las creencias populares y otros por diferentes aspectos del juego en sí. El principal misterio en torno a este juego de casino es la relación que existe entre la ruleta y el diablo, que se remonta a los orígenes de ésta, teniendo en cuenta que es uno de los juegos mas antiguos que existe en la actualidad.

La ruleta nació en épocas de la Europa colonial o sea hace miles de años, y cuando ésta fué diseñada para el nuevo ciclo que se aventuraba, según cuentan las voces populares, quien se encargó de su diseño hizo un pacto con el diablo, para que el juego de ruleta consiga una gran popularidad y perdure a través de los tiempos, y por si esto fuera poco para que la gente cayera en la desgracia a la hora de apostar en ella. Referido a esta creencia, si sumamos todos los números de la ruleta el resultado dará 666, número vinculado al demonio.

Pero si nos apegamos a la realidad, la suma de los números de la ruleta es significativa en cuestión de estadísticas, y fue diseñada para que se tuvieran las mismas posibilidades de ganar tanto en números rojos como negros, por lo que no nos podemos basar en un mito vinculado al diablo para descubrir el verdadero sentido del juego y nuestra suerte en el. Lo maravilloso de jugar ruleta es disfrutar del juego, y mas aún confiar en nuestra suerte y en las enormes posibilidades de premio que nos brinda, ya que como en todos los juegos de azar siempre habrá probabilidades de ganar así como tambien de perder.